¡Ácaros fuera!

Los ácaros se instalan en tu cama y en tu casa: ¡ ponles la vida difícil !
El dicho “más vale sólo que mal compañado” aplica muy bien a los ácaros 😉
No los ves por su tamaño microscópico (miden de 0,1mm a 0,3mm), pero están aquí.
Les encanta una temperatura cómoda (25ºC), y una humedad alta. Uno de los alimentos preferidos de los ácaros son las pieles muertas que perdemos de manera continua (nuestro cuerpo regenera permanentemente nuestras 7 finas capas de piel). Con todo esto, no te sorprenderá que el ácaro encuentre excelentes condiciones de vida en nuestros colchones, y en los sofás.

El porque y el como de la alergia a los ácaros:

Lo que nos produce alergia son los excrementos, así como los ácaros muertos. Cuando aspiras un colchón antiguo y miras lo que quedó en el filtro, te sale un polvo amarillento que da cierto asco. Y dormimos encima de esto…
Nos puede producir alergia tanto cutánea (manchas rojizas en la piel) como respiratoria (ojos rojizos, estornudos, congestión y goteo nasal, ardor de la garganta).

Acaros fuera: los consejos básicos

Aquí van unos consejos prácticos para eliminar los ácaros, y frenar su multiplicación.

  • ventila tu cama cada mañana, dejando las sábanas o la funda nórdica abajo un largo rato, para quitar la humedad que necesitan
  • lava tus sábanas cada semana, y a 60ºC o más matas los ácaros. Si puedes lavar tu almohada y tus mantas, hazlo también
  • aspira regularmente tu colchón y tus alfombras y sofás con una aspiradora que tenga filtro HEPA (para que los ácaros aspirados no sean esparcidos luego por todos sitios)
  • ventila el dormitorio a diario
  • sacude alfombras y colchones cada mes, sin respirar el aire y el polvo que se genera allí: estará lleno de ácaros vivos y muertos, y de sus deshechos…
  • pon almohadas y colchones al sol todas las veces que puedas: se energizan y les baja la humedad
  • existen fundas antiácaros para colchones y almohadas, pero lo recomendaría únicamente en caso de alergia pronunciada cuando no mejore aplicando los consejos anteriores. Estas fundas antiácaros van en contra de lo que preconizo para la ropa de cama.
  • lo mismo para los sprays antiácaros, que se venden en farmacia. Busca uno que elimine los deshechos también.
  • otro recurso contra los ácaros es usar un deshumidificador, que reduce la humedad, y por lo tanto la concentración en ácaros en la casa
  • el polvo en general les gusta, y si lo quitas, que sea con paño húmedo, para que queden atrapados

Que sufras de alergia o no, a nadie le gusta saber que duerme encima de una colonia de ácaros vivos… y muertos, y de sus deshechos: con estos consejos prácticos, saca los ácaros fuera, y podrás dormir mejor, aunque más sólo   😉

Deja un comentario