El colchón viscoelástico

El colchón viscoelástico el rey de los colchones para el confort, pero no para el descanso. Te explico en estas líneas los pros y contras del colchón viscoelástico para que puedas decidir si es el colchón que quieres. Este artículo completa el resumen sobre “Cual es el mejor colchón“.

Origenes del colchón viscoelástico

El colchón viscoelástico es la aplicación civil de materiales desarrollados en los años setenta con la Nasa para reducir el cansancio de los astronautas en las fases de despegue y aterrizaje, reduciendo la presión en el cuerpo. Este material busca el repartir uniformemente el peso en toda la superficie, y es gracioso mencionar que no se llegó a utilizar en los programas espaciales.
Se empezó a aplicar en colchones viscoelásticos a principios de los años noventa, primero en hospitales, y ahora es algo muy habitual en tiendas y casas.

Cómo funciona el colchón viscoelástico y su espuma a memoria de forma

El colchón viscoelástico se fabrica con una espuma de poliuretano con otros compuestos que le confieren sus propiedades tanto elásticas como viscosas. Funciona como si reuniera un muelle que se comprime o se expande al instante según el peso, y un acumulador que almacena o libera poco a poco la energía acumulada por la deformación: esto hace que tarde en recuperar su forma, y por ello llaman su material “espuma con memoria de forma”. El resultado: una espuma que se amolda a todo el cuerpo, según el peso y el calor que recibe en cada punto. Y para ti esto significa una repartición uniforme del peso en toda la zona de contacto.

Ventajas del colchón viscoelástico:

  • Confort: la principal ventaje del colchón viscoelástico, y su razon de ser, es el confort: alivia los puntos dolorosos, y puede resolver algunos dolores de cuello o de espalda.
  • Reduce los micro-despertares: los estudios muestran que nos despertamos si hay zonas del cuerpo que reciben demasiada presión. El colchón viscoelástico (bueno) elimina estos puntos al repartir el peso, y ya no sufres estos desperares debidos a esta incomodidad.
  • Dormir juntos sin molestarse: el colchón viscoelástico te permite moverte, girarte, sin que tu pareja sienta que se le mueve su la do del colchón. No resuleves los problemas de ruidos (ronquido, …) pero ya es algo importante.

Inconvenientes del colchón viscoelástico:

  • No fomenta un descanso natural: el colchón viscoelástico y la espuma con memoria de forma son una proeza de la industría petro-química. Pero no deja de ser nocivo para el descanso, al no dejar que se descargue la electricidad estática. Duermes manteniendo una tensión (eléctrica, medible en milivoltios) que te impide relajarte, y por lo tanto descansar, y recargar. Según el feng shui esto puede causar fatiga física, y hasta agotamiento cerebral. Para mi el colchón viscoelástico es el mejor colchón no natural, pero queda por debajo de cualquier futón o colchón de latex medianamente confortable. Pero dejo que cada uno experimente y sienta lo que le funciona mejor.
  • El precio: la espuma con memoría de forma es cara de producir, con lo que los colchones viscoelásticos buenos tienden a ser caros.

Resumiendo: el colchón viscoelástico tiene la mejores propiedades para el confort, pero no favorece un real descanso. Más vale optar por un colchón natural.

Deja un comentario