Cual es el mejor colchón

Muchos se preguntan cual es el mejor colchón a la hora de comprarse uno nuevo, o cuando sienten que duermen mal. Te explico aquí las 2 variables más relevantes para escoger el colchón óptimo para tí: el material y el confort.

El material es la clave de un buen colchón:

Por muy confortable que sea un colchón, si es del material equivocado nunca conseguirás un descanso reparador. ¿Y cual es el mejor material para mi colchón? Respuesta: todos los materiales naturales: algodón, lana, látex natural. Y esto por 3 motivos:

  1. Son los más eficaces a la hora de absorber la transpiración y regular la temperatura corporal. Es un factor de confort térmico y cualitativo importante.
  2. Los materiales naturales no se cargan de energía estática como los sintéticos: esto es clave para que tu cuerpo (y tu mente) encuentre un descanso reparador.
  3. Estos materiales tienen niveles de energía muy buenos, muy por encimo de los materiales sintéticos. Esto fomenta que te recargues de energía en lugar de vaciarte: tu nivel de energía a salir de la cama condiciona directamente tu nivel de forma durante el día.

¿Y los otros tipos de colchones?
– colchón de espuma alta densidad, viscoelástico, y de latex síntetico: pueden ser muy confortables, pero se cargan mucho de energía estática, lo cual perjudica el descanso e impide que el cuerpo se relaje de verdad.
– colchón de muelles: es el peor colchón de todos a mi entender. Deberías evitarlo siempre que puedas. Por desgracia es el colchón más económico. Pero vale la pena invertir en salud y poner un poco más para un mejor colchón. El metal que contienen tiende a descargarnos de energía durante la noche, por ser conductor. Una cosa es dormir tenso en los materiales sintéticos, pero despertarse vaciado es aún peor.

Sobre los colchones de látex natural, recalco que sí son buenísimos, pero ojo con lo que se usa para forrarlo. Los fabricantes industriales suelen usar tejidos sintéticos, y así pierdes gran parte de la ventaja del látex natural que estás comprando.
¡Vigila que todo sea 100% natural!

El confort, segundo factor para elegir bien:

Deberías optar por un colchón de dureza media, para que tu columna vertebral esté bien recta cuando estás estirado. Los colchones muy duros están de moda, pero es algo perjudicial para tu espalda y tu descanso. Una buena opción en caso de camas de parejas (con pesos y posiciones distintas) es combinar un colchón medianamente firme y un somier con láminas regulables. Así cada uno puede ajustarlo a su gusto!

Lo sabes: tu colchón es la piedra angular de tu descanso, y deberías ponerle cierto cariño para escogerlo: de él depende la calidad de tu descanso, y por lo tanto parte de tu calidad de vida. Con materiales 100% naturales y una dureza media irás bien, y lo notarás de noche, y de día.

Deja un comentario