Dormir como un lirón… ¡Sorpresa!

Nos han engañado! Dormir como un lirón no es dormir: el lirón hiberna, es decir que entra en una letargia durante meses (de octubre a marzo aproximadamente). Esta hibernación le permite bajar notablemente su ritmo cardíaco, su temperatura corporal, y todo su metabolismo, de tal manera que reduce al 50% su consumo energético para aguantar estos meses de frio y escasez alimentaria. El lirón prepara esta fase engordando hasta doblar su peso corporal, y saldrá delgadito en marzo!
Así que dormir como un lirón es más bien quedarse quieto, sin moverse para nada, y esperar seis meses a que vuelva el buen tiempo. Un poco aburrido, no?
Queremos descansar, tener un sueño profundo, pero no hibernar como un lirón: según el grado de consciencia que les queda durante estos meses, es posible que el supuesto sueño del lirón se parezca más a un insomnio desesperante de 6 meses que a un sueño profundo y placentero! La próxima vez que estés con 1 hora o 2 de insomnio, a lo mejor pensar en el lirón nos podrá hacer sentir que nos somos solos así 😉

Deja un comentario