Las propiedades del café

El tan querido café tiene algunas propiedades positivas, pero otras son claramente nocivas para la salud general, y para el sueño en particular. Te lo explico todo, y te doy al final unas pautas de consumo muy útiles.

Los efectos positivos del café:

Si eres un amante del café, estarás encantado de ver las cualidades de tu bebida preferida. Empezamos por lo positivo, porque luego viene la ducha fría. :

  • esta bebida es el estimulante del sistema nervioso central (SNC) más consumido! Con ello tiene propiedades positivas a corto plazo para mejorar la memoria primaria (o memoria a corto plazo), la actividad cerebral y la coordinación.
  • también puede reducir el dolor de cabeza al dilatar los vasos sanguíneos del cerebro.
  • la cafeína se utiliza en numerosos fármacos contra el asma y otros problemas respiratorios, al dilatar los bronquios.
  • el café reduce el riesgo de padecer varias enfermedades muy serias como el Alzheimer y el diabetes de tipo II entre otras.
  • los “polifenoles” que contiene le proporcionan propiedades antioxidantes.

… y ahora afrontemos el lado meno positivo:

  • la propiedad más nociva del café es que sube la tensión arterial, con todos los riesgos que esto implica a nivel cardiovascular. Favorece las enfermedades coronarias, y es para tomarlo muy en cuenta.
  • aparte de la cafeína, este nectar negro contiene cafestol, que tiene el título de substancia más potente del mundo para elevar el colesterol!
  • genera estrés y nos puede llevar al agotamiento crónico suprarenal: la cafeína actúa directamente sobre las suprarenales, que liberan adrenalina. La adrenalina es una hormona que nos ayuda a salir de apuros, poniendo el organismo en estado de tensión máxima para la supervivencia. A diario esto se vuelve destructor y agota los organos.
  • no es una sorpresa: el café favorece el insomnio. Por una parte porque aumenta la hipertensión que suele caracterizar las personas con problemas de insomnio crónico. Y porque la cafeína bloquea los receptores de adenosina, una substancia que nos prepara para dormir. El resultado es una mayor dificultad para dormir, y menos tiempo en las fases de sueño profundo, que son las más reparadoras. Y este efecto se acumula en el tiempo…
  • la cafeína provoca también irritaciones en el aparato digestivo, y puede llegar a causar úlceras gástricas.
  • el café y la cafeína provocan adicción, aunque sea menos que el tabaco y el alcohol. Aún así provoca el síndrome de abstinencia cuando dejas de tomarlo si eres un consumidor asiduo.

Resumen y pautas:

Si descubres las propiedades del café en este artículo, supongo que estarás pensando: “¿Y ahora que hago?”. Aquí van algunas pautas a seguir:

  • los efectos excitantes e inhibidores del sueño duran hasta 6 horas, así que elimina todo el café y otras substancias con cafeína después de la comida. Esto incluye bebidas con cola, fármacos y otros productos.
  • no pases en ningún caso de 2 tazas al día : el síndrome de abstinencia de la cafeína aparece por encima de este nivel(200 – 230 mg al día).
  • la cafeína se libera al final cuando te preparas un café: tómalo corto y reducirás la cantidad de cafeína!
  • escogelo de tipo arabica, más ligero en cafeína que él de tipo robusta.
  • aprovecha puntualmente los efectos positivos de esta bebida si tienes que conducir cansado o de noche, o si tienes que hacer un esfuerzo mental cuando estás cansado. Pero mejor que no se transforme en costumbre!

Deja un comentario